Seleccionar página

 

Diálogo interno, utilízalo para tu desarrollo personal

 

 

 

 

 

06
NOV, 2018
En el post anterior agrupé los tipos de diálogo interno sin pretender dar una clasificación formal. Tampoco se trata de categorías absolutas ya que la misma persona puede decirse cosas que pueden encajar en estilos diferentes. Sí que puede haber preferencias personales o sesgos que conviene conocer para poder hacer algo al respecto.
Entendida la idea, el paso siguiente es explorar los tipos de diálogos que quedaron pendientes:

DIÁLOGO PERFECCIONISTA

Personas que nunca terminan de ver las cosas bien, su diálogo: “no está del todo bien, no es perfecto” “No es suficiente…”.
Llevado al extremo se verán incapacitadas para acometer sus proyectos vitales a lo que puede acompañar frustración y baja autoestima.

Recuerda la vieja frase de que “nadie nace enseñado” y por tanto el error siempre tiene cabida. Interiorízalo, fallar forma parte del proceso de mejorar y desarrollar habilidades…

Además, “perfecto” es un concepto terminado y sin posibilidad de desarrollo. Esto, en un mundo cambiante como el nuestro, tiene los días contados.

También, quiero que entiendas que “suficiente” puede ser una palabra trampa porque necesita acotarse de manera adecuada: ¿suficiente para qué o para quién? Si no lo tienes en cuenta puedes sufrir innecesariamente.
–       Afirmación: No tengo suficientes habilidades.
–       Pregúntate: ¿suficientes para qué? ¿haces lo suficiente con las habilidades que sí que tienes?

DIÁLOGO VICTIMISTA

 

Muchas personas no son conscientes de su victimismo, pero algunas son auténticas profesionales.

Demandan ser el centro de tu atención para que sientas lástima por ellas y así no se sienten responsables de nada. El precio que pagan es el desgaste emocional que conlleva y cómo afecta a sus relaciones.

No se interesan por los demás y si lo hacen es con el ánimo de soltarles “lo suyo” porque realmente sienten que sólo a ellas les ocurren cosas. Su diálogo representativo: “todo me pasa a mí” “No me lo merezco, es injusto”.

Si quieres cambiarlo, fíjate honestamente en lo que sucede a tu alrededor para darte cuenta de que a todo el mundo le suceden cosas…

Otra trampa común: la idea de que de por sí, se merecen algo o que hay cosas que no se merecen.
Hay ocasiones en las que esta forma de pensar está justificada porque tiene base real: te esfuerzas en tu trabajo con eficiencia, compromiso…y te despiden por otra persona que viene recomendada. No te lo mereces, pero así es la vida.

Me refiero a esa idea de que algún agente externo cósmico o divino esté administrando nuestros méritos. Ya es bastante con que algo no salga como queremos, pensar de esta manera puede añadir una resignación o rabia innecesarias. Pregúntate:
–       Quién específicamente es responsable de tu desaguisado.
–        Sin no encuentras a alguien tangible para reclamar, cuestiónate lo que tú podrías hacer para conseguir lo que quieres.

DIÁLOGO AUTOFLAGELADOR

Si eres de las personas críticas contigo misma, el objetivo será averiguar qué conocimiento respalda esa autocrítica que te bloquea.

–       “soy nefasto para los estudios”
–       Pregúntate: ¿en qué te basas? ¿qué evidencia tienes?
–       Tres tipos de respuesta posible:
a)    “No lo sé, pero así es”. Pregúntate cómo podrías saberlo.
b)   ¡Cuando era pequeño una profesora me dijo que no perdiera tiempo dedicándome a estudiar!. Pregúntate nuevamente cómo podrías saberlo por ti, porque la evidencia procede de una fuente externa. También de qué manera la opinión de esa persona se convierte en ley.
c)    “Siempre suspendía en los exámenes”. Aquí tienes la aparente evidencia, pero debes chequearla a fondo. Pregúntate si preparabas concienzudamente esos exámenes o el suspenso no era más que el justo resultado a tu mínimo esfuerzo, porque de ser así, nefasto para los estudios no es el juicio correcto.

 

Las preguntas y respuestas no pretenden ser prescriptivas sino una recomendación que te permita abrir alternativas a un monólogo negativo que de manera recurrente y como un mantra mina tus posibilidades.Alternativas que vayan más allá de bloquear ese monólogo y engañarte con falsas afirmaciones que ni te crees ni tienen base real. Trato de sensibilizarte respecto a estos asuntos para que los puedas notar y llegado el caso poder hacer algo cuando te bloquean .

 

El Coaching con metodología D.B.M.® Es una herramienta extraordinaria para Coaching sobre procesos. Si quieres organizar de manera efectiva tu propio pensamiento, puedes contactar conmigo.

Mi contacto +34 609412424 · maxi@sapiens.coach

Inspirado en metodología DBM® creada por John McWhirter.

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This